Cuba: Elián González, 20 años después de la batalla colosal de Cuba por su regreso

0 06 29 1 Cuba Elian

Yo venía de un lugar en el que me habían contado los horrores más grandes acerca de su figura. Mi papá nunca trató de influenciar en mi criterio, pero sí me habló de que tenía un amigo que se llamaba Fidel, quien había hecho posible que estuviera en Cuba, señaló Elián sobre la primera vez que lo vio

Autor: Redacción Digital

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, recordó este 28 de junio el regreso a la patria del niño Elián González, luego de una intensa batalla politica y judicial que duró más de siete meses y una gran movilización popular denominada Batalla de ideas, destaca la ACN.

Hace 20 años, #Cuba lloró de alegría. #EliánGonzález volvía a casa en brazos de su padre, después de meses de batalla de todo el pueblo con #Fidel al frente #SomosCuba #SomosContinuidad, escribió en su cuenta de Twitter el mandatario.

Sobre el retorno de Elián González Brotons, el jefe de Estado rememoró palabras del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, en las que elogió al pueblo cubano en medio del reclamo para que el niño fuera devuelto a su padre Juan Miguel González.

Foto: Liborio Noval

Fidel: «¡Cuán grande es nuestro pueblo, cuán invencible es una idea justa, cuán importante es creer en el hombre, cuán hermoso es luchar por grandes ideales, cuánta luz y felicidad puede emanar de un pequeño niño inocente para obsequiar al pueblo que estuvo dispuesto a morir…»

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, también destacó en su cuenta en Twitter el vigésimo aniversario del regreso a la patria del niño Elián González.

Pocas veces la historia resumió tanto los valores de un pueblo como en la lucha por el bienestar de un niño, expresó el Canciller cubano en la referida red social.

Este domingo se cumplieron 20 años de la llegada de Elián González a La Habana.

«NO CREO QUE EXISTA UN ESTRATEGA MÁS EXTRAORDINARIO QUE NUESTRO COMANDANTE», DICE ELIÁN

No creo que exista un estratega más extraordinario que nuestro Comandante, quien apostó y se lo jugó todo sensatamente, declaró Elián González al periódico Juventud Rebelde, al evocar su secuestro en Miami por algunos familiares que no tenían derecho legal sobre el niño.

Recordó el terrible naufragio en el que falleció su mamá, Elizabeth Brotons Rodríguez, el 25 de noviembre de 1999 y la enconada pugna judicial, mediática y política hasta el 28 de junio de 2000, debido a que un grupo extremista de Miami quería retenerlo, mientras su padre reclamaba su retorno al hogar.

Desde entonces y en demanda del retorno del niño en toda Cuba se efectuaron marchas y tribunas de la Revolución para apoyar ese reclamo hasta que el 28 de junio del año 2000 el pequeño Elián volvió a la nación caribeña.

Calificó de perfecto el plan de Fidel en el que libró una batalla de pueblo, de ideas, y la llevó a cabo con niños, en una estrategia colosal de darles participación a los pioneros en lo que constituyó el inicio de la Batalla de Ideas y como la desarrolló el Comandante, nunca pudo estar mejor pensada, argumentó con plena convicción.

Yo venía de un lugar en el que me habían contado los horrores más grandes acerca de su figura. Mi papá nunca trató de influenciar en mi criterio, pero sí me habló de que tenía un amigo que se llamaba Fidel, quien había hecho posible que estuviera en Cuba, señaló Elián sobre la primera vez que lo vio.

«Para mí, añadió, era un dilema muy grande cómo sería ese Fidel, y tenía miedo incluso de conocerlo. Cuando llegó a la casa donde nos encontrábamos, lo primero fue la sorpresa y hasta el temor, porque a primera vista impresionaba por su altura, su porte intachable, su ropa verde, su barba.

Foto: Liborio Noval

Recordó que saludó a todos y me dejó para último. Usó una forma graciosa al regalarme un libro de La Edad de Oro y una caja de bombones. Me dijo: “Ten cuidado no te comas el libro y leas la caja de bombones”. Eso rompió el ambiente tenso y comenzó una complicidad entre los dos. Me di cuenta de que también tenía un amigo”.

Después se sucedieron muchos encuentros. Cuando algo me salía bien en las clases se lo quería contar a mi papá y también al Comandante, para que estuviera orgulloso, subrayó.

«Nunca me pidió nada. Más bien me dio posibilidades, puso su empeño en que tuviera buenos profesores, que conociera la historia de Cuba, cada provincia, a nuestro pueblo. Me dio la oportunidad de crecerme, pero no pidió nada a cambio. Me puso las herramientas, pero no me dijo que tenía que construir, eso lo dejó a mi decisión y es lo que poco a poco hago: trato de ser una mejor persona», especificó.

Sobre el sepelio del máximo líder de la Revolución en el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, en el que Elián estuvo presente, dijo que su muerte tomó a todos por sorpresa.

A pesar de haberlo tocado y saber que era una persona de carne y hueso, agregó, todos creíamos que Fidel era invencible; nunca esperamos su muerte o deseábamos que se aplazara lo más posible para no presenciarla. En un inicio me invadió la duda, puse el televisor y en esa madrugada no hice otra cosa que dudar si era verdad o un sueño.

«Estar en su sepelio fue un honor, porque me dio la oportunidad de acompañarlo hasta el último momento. Estar allí fue doloroso, difícil, pero siento orgullo, porque no lo dejé hasta el último instante, y tener esa posibilidad la agradezco infinitamente. Allí volveré cuando mi niña nazca, para colocarle flores ante esa enorme piedra», precisó.

Con 26 años de edad actualmente, González Brotons condenó la Ley de Ajuste Cubano porque no ha sido el único que ha sufrido sus consecuencias, aunque la emigración hacia Estados Unidos existe desde mucho antes de las leyes arbitrarias que conocemos, pero como resultado de esas políticas es más forzada, irregular y peligrosa.

«Muchas familias cubanas, consideró, tienen alguna víctima de naufragio, la muerte de un ser querido, gente que nunca ha aparecido… Si de verdad Estados Unidos quisiera tener una política de ayuda, ¿por qué no deja de incitar esa emigración ilegal que provoca muertes y todo tipo de fatalidad? Viven bajo la falsa promesa de que quieren ayudar al pueblo cubano, pero lo que hacen es crear caos».

Sobre el hecho de que no solo se relacionó con Fidel, sino también con Raúl, coincidió con su papá, Juan Miguel, en que el General de Ejército Raúl Castro Raúl «es una de las personas más admirables que hemos conocido».

Para Elián, Cuba tiene la dicha de tener grandes figuras, pero el haber tenido dos hermanos tan grandes al mismo tiempo, es un orgullo. Fidel tenía a Raúl a su lado, un hermano con la capacidad de no defraudarlo; pues si él estaba en La Habana prometiendo, Raúl estaba en Santiago cumpliendo, y si él estaba atendiendo a un visitante, Raúl estaba en otro lugar haciendo realidad sus sueños.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>