Cuba: El aporte desprendido que honra la estirpe campesina

0 05 18 1 Cuba campesinos

Los campesinos merecen el aplauso que ofrecen los agradecidos a los soldados de esta guerra contra el virus mortal. Ellos también encarnan la solidaridad y la unidad que, en tiempos difíciles, se multiplican entre los cubanos

Autor: Gladys Leidys Ramos

Obra de Ángel Luis Velázquez.

La respuesta urgente, desde la producción agropecuaria, tanto en la escala grande que significa sostener una parte de la demanda alimentaria del país, como en el detalle noble de abastecer, sin contratos previos, esos lugares sensibles donde se libra el combate más frontal contra la epidemia actual, eleva a un rango alto la estirpe del campesino cubano.

Actitudes tales merecen la reverencia que, por ejemplo, les dedicó, en el Día del Campesino, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel: «Feliz día a los hombres y mujeres del campo que tuvieron la tierra el 17 de mayo de 1959. Fuerza noble, laboriosa y patriótica que es estratégica en la recuperación económica del país».

Entre la gran tarea, brilla el gesto altruista y desprendido del que acude a ofrecerse allí, donde sabe que su aporte es como oro. Con el sello de muchas cooperativas campesinas han llegado cuantiosos beneficios espontáneos a varios centros de Salud y de aislamiento, hogares de ancianos, maternos y otras instituciones.

Luego de las donaciones iniciales al IPK, por la ­cooperativa de créditos y servicios (CCS) Frank País, de Artemisa, se sucedieron otros, como el realizado por la ccs Camilo Cienfuegos al centro de aislamiento ubicado en la Universidad de Artemisa, el cual para finales de abril ya había recibido cuatro envíos para mejorar la alimentación de los 61 pacientes que se encontraban allí.

En el resto de la Isla se han vivido episodios similares; por ejemplo, en el hogar de niños sin amparo familiar, en la capital provincial de Sancti Spíritus, y en centros de Salud del municipio de Trinidad. Igualmente han llegado lotes de viandas, verduras, e incluso casabe, a los hospitales Octavio de la Concepción y de la Pedraja y Amalia Simoni, de Camagüey.

En Santiago de Cuba, personal sanitario agradece la valiosa ayuda que productores como Ramón Vargas Molina, de la ccs Domingo Hernández, hacen llegar hasta el centro de aislamiento Las Marianas y a otras instituciones.

Los campesinos merecen el aplauso que ofrecen los agradecidos a los soldados de esta guerra contra el virus mortal. Ellos también encarnan la solidaridad y la unidad que, en tiempos difíciles, se multiplican entre los cubanos.

Obra: Ángel Luis Velázquez. Foto: Desconocido

Fuente: Granma.cu

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>