Colombia: Vencerá la vida: movilización nacional este viernes 21 de agosto

0 08 21 03 colombia

Los diferentes hechos de violencia que enlutan al país en los cuales se han visto afectados nuestros jóvenes son un reflejo de la indolencia que el Gobierno Nacional muestra por sus ciudadanos, especialmente, por quienes pertenecen a las clases populares. Es por ello que organizaciones sociales invitan para que este viernes 21A la sociedad indignada por el terrorismo del gobierno de Iván Duque, salga a las calles y manifieste su inconformismo y deseo de un buen Gobierno.

Las personas que fueron masacradas en Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó en los últimos 15 días no eran de las élites del país, hacían parte del pueblo. Ese pueblo que históricamente se cuenta entre las prioridades únicamente cuando hay elecciones pero se ignora en las políticas públicas que deben garantizar sus derechos fundamentales, entre ellos la Vida.

El 18 de agosto, el Presidente Duque se dirigió al aeropuerto internacional José María Córdova, de Medellín, para recibir el primer vuelo realizado en el marco de un plan piloto de reapertura de los aeropuertos. Ese mismo día se presentaría una nueva masacre en un resguardo indígena de Ricaurte, Nariño; la tercera masacre cometida en menos de diez días en el país.

Pese al reclamo de justicia por parte del Pueblo Indígena Awá, el Primer mandatario de la nación estableció que, en su agenda, debía tener prevalencia estar presente en el primer vuelo comercial de pasajeros (entre Bucaramanga y Medellín), luego del cierre temporal de los aeropuertos en el transcurso de la pandemia. Iván Duque no tuvo en cuenta la urgencia de asistir a hablar con los familiares de las víctimas de Samaniego, Ricaurte o Cali; demostró negligencia estatal e indolencia ante quienes sufren de primera mano la guerra que se recrudece en el país.

Militarización

Sin embargo, hay que identificar la respuesta del Gobierno ante las masacres que suceden sistemáticamente en el país desde hace dos años: militarización. En varias ocasiones, las comunidades han denunciado las agresiones de las que son víctimas cada vez que aumenta el pie de fuerza en los territorios y, actualmente, los incumplimientos a los protocolos de bioseguridad por parte de los miembros de las fuerzas militares; situación que ha puesto en riesgo la vida y la salud de los habitantes. Además, en muchos casos, se ha establecido participación de la fuerza pública en operativos contra las comunidades. La presencia del Estado debe reflejarse en la garantía de condiciones de vida digna para las comunidades.

La militarización y las acciones de fuerza solo agudizan las problemáticas en los territorios. Pese a lo anterior, esta resulta la acción que acostumbra implementar Iván Duque y su gobierno. La negativa del Presidente a escuchar a las comunidades, a cumplir lo pactado en los Acuerdos de Paz, a establecer mecanismos efectivos de protección para los líderes y lideresas sociales, a generar políticas para la población y no para los bancos y las élites ha llevado al país a una crisis que pretende cubrirse con la pandemia Covid-19 pero que, realmente, demuestra un mal Gobierno y de una insensibilidad profunda ante el sufrimiento de las clases populares.

Llamado a la atención

Ya que los grandes medios de comunicación del país se han negado a realizar un reportaje riguroso a los distintos hechos de violencia que vienen sucediendo, y se han dedicado a mejorar la imagen de quienes hoy son señalados por múltiples crímenes como el expresidente Álvaro Uribe; resaltamos que la complicidad de los grandes medios constituye uno de los elementos que han obstaculizado la información de la ciudadanía para identificar la crisis humanitaria que acontece en Colombia.

La tergiversación de los datos, el ocultamiento de los hechos y otras maniobras retóricas han llevado a que hechos tan deplorables como los sucedidos en la última semana pasen casi desapercibidos.

Ante todas estas situaciones que vienen acaeciendo a lo largo y ancho del territorio nacional, al pueblo colombiano no le quedan más alternativas que salir a las calles –manteniendo todos los protocolos de bioseguridad– alzando su voz por la defensa de la vida. Es fundamental que, en estos momentos en los que la guerra se toma nuevamente los territorios llenándolos de muerte y amenazas, todas y todos nos movilicemos por la vida y la dignidad. El 21 de agosto, en toda Colombia, nos manifestaremos porque sabemos que, a pesar de todo, vencerá la vida.

fuente: Vida Digna

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>