Colombia: Hallan otro dirigente social asesinado en Nariño.

manquillo

por Justo Menna
Fabier Manquillo de 30 años, es el octavo líder social asesinado en Colombia durante el transcurso de 2019. La extrema derecha conformada por paramilitares y mercenarios siguen atacando las organizaciones populares. Mientras tanto el gobierno de derecha sigue mirando otro escenario y sólo ataca a la Revolución Bolivariana. ¿Está es la paz que buscaba el uribismo cuando firmo con las FARC-EP que tenían fuerza en las zonas de los crímenes?
El dirigente Manquillo, de 30 años de edad, fue reportado como desaparecido desde el pasado 26 de diciembre. Los familiares aducen, que no se sabía nada sobre fabier desde entonces. La policía hizo «diligencias» sin dar con el paradero.
Recién el viernes 11, las autoridades colombianas encontraron el cuerpo sin vida del dirigente campesino, líder social de Mercaderes (Cauca). que permanecía desaparecido en la zona rural de Nariño.
El cuerpo, que apareció en el municipio de El Rosario, Nariño, a tan solo dos horas de su lugar de residencia, fue encontrado, gracias a una fotografía que familiares y amigos habían compartido en Facebook y que permitió que una funcionaria de la Defensa Civil de Nariño les informara la trágica noticia.
El jovén militante campesino, apareció con varios impactos de bala y había sido enterrado en el cementerio clandestinamente, nadie en la región desconoce los móviles de este nuevo asesinato en manos de los paramilitares.
Mientras el presidente colombiano hace campaña contra Nicolas Maduro y «su falta de democracia», obedeciendo a los EEUU; en su país, asesinan al octavo líder social durante los primeros 11 días de 2019. Es probable que se afirme que «no hay pistas» y que no se detenga a nadie de losparamilitares que andan armados por la región.
Cuatro asesinatos más
El mismo viernes 11, encontraron más cuerpos sin vida en la zona de Jamundí, uno de los 42 municipios que conforman el Valle del Cauca. Las autoridades locales encontraran cuatro cadáveres a unos 300 metros del parque de San Antonio del municipio. Por supuesto, que dicen desconocer los motivos de la masacre.
Las declaraciones formales del coronel Fabián Ospina, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, indican que los cuerpos habrían sido arrojados de un vehículo en horas de la mañana de este viernes. Por supuest que no se sabe nada del hecho.
Aún no se han podido identificar los cuerpos de los cuatro hombres. Los hombres y mujeres del lugar, indicaron a la prensa que no se sabe quienes son los asesinados.
El escenario de los crímenes
Desde el segundo Acuerdo de paz firmado el 24 de Noviembre de 2016 entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno nacional, refrendado por el Parlamento colombiano, hay 43 o más líderes y liderezas sociales asesinados y asesinadas.
Trás el primer acuerdo firmado el 26 de Setiembre de 2016 el Plebiscito votado el 02 de Octubre donde ganó por escaso el No al acuerdo de paz, se sabía que esto endurecería laposición del Uribismo y se intuía que esto iba a pasar. de esa manera, se profundizó la disidencia con Rodigo longoño de parte de las FARC-EP. El Primero y el Segundo Frente «no acuerdan la paz de los cementerios» y deciden continuar la lucha armada.
¿Cómo se llegó a esta situación? Cómo respuesta narciso Isa conde líder revolucionario centroaméricano, amigo de Jesús Santrich e Iván Márquez, afirmo que esa situación «estuvo precedido de la desaparición de importantes pilares de la insurgencia: Manuel Marulanda, fallecido por el peso de los años, y Raúl Reyes, Iván Ríos, Jorge Briceño (Mono Jo Joy), Alfonso Cano… liquidados en operaciones militares “quirúrgicas” a cargo de la CÍA, el MOSAAD, el PENTÁGONO y el alto mando militar colombiano; factor que debilitó la conducción y la firmeza político-militar de esa organización insurgente y un desenlace «pacífico manipulado».
Las élites del poder no cedieron ante la «paz»
En este cuadro de situación, los asesinatos de los líderes y liderezas indican que las élites del poder gobernante en Colombia, no dieron un espacio a la paz y no renunciaron al uso instrumental y manipulador de la justicia y el terrorismo medático. La demostración de esto, son los asesinatos y las persecuciones y detenciones con formas de “falsos positivos judiciales” que son una norma y no una excepciónde contra los líderes sociales de Sur de Bolívar, Catatumbo y Nariño.
Por último, se cita de nuevo a Isa Conde, quién manifiesta en un documento que ya publicamos y lo reeditaremos, que «Estoy convencido de que el acuerdo que dio paso a esa PAX plagada de hipocresías y falsedades -seguida de asesinatos, persecuciones, expedientes falsos, retención de presos políticos, incumplimiento de lo acordado en un 82%- fue el producto de una confabulación del presidente Juan Manuel Santos, tutelado por EEUU (Pentágono, CÍA, Obama, Trump…) y el componente hegemónico-determinante de la dirección central de la FARC-EP; previa y soterradamente rendido, doblegado y decidido a no continuar la pelea, a no seguirse sacrificando y arriesgando; dispuesto esencialmente a aceptar el sistema jurídico-institucional del Estado Terrorista colombiano intervenido por EEUU (bases militares incluidas), tal y como acontece ahora». Esto dejoel campo desbrozado para que los paramilitares se cobren la vida de 43 líderes y liderezas sociales. A esto hay que ponerle freno ahora. ¿Se podrá?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>