CAPITAL FEDERAL: PRIMERA RED DE MICROCRÉDITO

0 Flares 0 Flares ×

En el Centro Cultural de la Cooperación, los trabajadores de las cooperativas de trabajo GCOOP, Mensacoop y Peluqueros y Estética de Bs.As. firmaron, junto con el IMFC, al convenio de constitución de la primera Red de Microcrédito. A través de la Comisión Nacional de Microcrédito, destinarán 980.000 pesos a proyectos productivos de la economía social.

El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativa (IMFC) cumplirá una doble función, como organización ejecutora que ubica microcréditos y como organización administradora que coordina a las otras tres cooperativas, las cuales, a su vez, estarán encargadas de otorgar los microcréditos a sus asociados.

 

 

La Red de Microcréditos de la Ciudad de Buenos Aires es el tercer gran proyecto de este tipo que encara el Instituto, que ya forma parte de la Red Atlántica y la Red de Córdoba. «Los objetivos son promover trabajo y salarios dignos para los trabajadores de las organizaciones populares de nuestro territorio, y favorecer la inclusión social de sectores vulnerables y también de sectores dinámicos de nuestra economía», explicó a Acción Patricia Arpe, directora del Departamento de Proyectos  y coordinadora nacional de operatoria de microcréditos del IMFC.
El Instituto, en su carácter de federación de cooperativas, va a intentar ubicar microcréditos a una tasa blanda, entre el 0% y 6% anual, como apoyo fuerte a muchas cooperativas que necesitan financiamiento y tienen una dificultad mayor que otras empresas para lograrlo, porque no tienen acceso al mercado de crédito formal».
En el caso de la Cooperativa de Peluqueros y Estética, una empresa recuperada por sus trabajadores en 2009 con sede en el barrio porteño de Flores, el objetivo es reforzar las herramientas de trabajo de los asociados de la propia cooperativa. Por eso, la primera etapa de colocación de microcréditos va a estar enfocada en los socios que podrán renovar elementos como secadores, cepillos y otras herramientas de trabajo. A los trabajadores de Mensacoop, una cooperativa de servicios de mensajería que funciona en el edificio del IMFC, los microcréditos les servirán para renovar las motos y mejorar las condiciones de seguridad de su trabajo. Mientras que GCOOP, que trabaja en la producción de software libre, los destinará a otras experiencias del rubro informático y digital.
Asimismo, cada cooperativa tendrá un promotor y un comité de crédito que, supervisados por el IMFC, determinarán si el solicitante del microcrédito está en condiciones de tomarlo y cuál es su capacidad de repago.

Fuente: Centrocultural.coop

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>