BOTELLA AL MAR DE LA SOLIDARIDAD DE CLASE.

1 carpania 1

por Santiago Diaz

Tratando de reflejar ese algo que el terrorismo mediático quiere ocultar, La Tribuna estuvo con un grupo  de hombres y mujeres que se animan a tirar una botella al mar de la solidaridad de clase. Rescatamos la botella con la carta y la hacemos pública. De Usted que la lee depende. Los destinos de la Patria y el Pueblo están en peligro. Nosotros desde la objetividad de clase opinamos que acordamos varias ideas que están en esta botella.

Somos argentinos e indoamericanos que sobrevivimos en un país, donde la “crisis” disfraza la injusta violencia de un saqueo desbastador. Somos un sector de hombres y mujeres que tratamos de salir a buscar la luz de las transformaciones en una Argentina donde con la “crisis” se oculta el brutal traspaso de ingresos de los sectores populares al sector dominante. 

Somos como cualquiera de Ustedes a los que se les agravo aún más la existencia con el paro forzoso. Ahora somos parte de los miles de puestos de trabajo perdidos en los últimos 24 meses. Hasta hace tiempo producíamos, en una fábrica recuperada autogestionada o en una Pequeña y Mediana Empresa. Da igual, el verbo lo dice todo: Producíamos. Trabajábamos. Ahora, estamos hermanados por la falta de un medio de producción que genere nuestros ingresos. Somos hombres y mujeres provenientes de plantas de distintas industrias que no pudieron seguir produciendo, y comercializando tradicional o socialmente.

¿Por qué perdimos el trabajo? No por nosotros. No por nuestra culpa. Nos quedamos sin producción porque en estos dos últimos años el saqueo nos dejó sin nada. Ejemplos. Convivimos con una Devaluación del 40% en lo que va del 2018; con un dólar que en Diciembre del 2016 cotizaba a 9,50 y hoy está a 25 pesos; con una inflación que en los dos últimos años trepó al 100% y que solo en lo que va del año creció un 9,6%, sin contar la última estampida del dólar. Eso ya dificultaba todo.

A muchos hombres y mujeres jefes de hogar que producíamos sin o con patrón de las pymes, nos liquidaron los aumentos salvajes de los Tarifazos: Luz 1.490 %, gas 1.297%, Agua 997%. Encima de los crueles e injusta violencia del plan económico en general, en particular se sumó la presión tributaria, el aumento de los costos con precios de insumos y materias primas, que no se podían absorber, lo que hizo que se suba los precios al pueblo, lo que trajo escasez de demanda. Todo ese universo de la política económica del paradigma neoliberal aniquiló los puntos de equilibrio necesarios para seguir produciendo. Así, pararon los motores, se bajaron las persianas. Quedamos sin trabajo y sin ingresos.

¿Entonces quien perdió y quién pierde por este modelo político económico? El poder y el gobierno hermanados en sus intereses financieros y económicos no pierden. Ellos ganan con el saqueo disfrazado de crisis. Solo pierde el Pueblo trabajador. Veamos porqué:

En el caso de nuestra realidad como trabajadores autogestionados, no podemos absorber los costos productivos. Veamos porqué. Hay tres lugares para sacar la plata para absorber los costos productivos. Uno, del dinero que llevas a la casa del Adelanto del Reparto. Dos, de la plata que debes poner en el mantenimiento del aparato productivo. Tres, del capital que destinas a la inversión. Si haces eso. Pasan tres cosas. Una, lleva menos plata a la casa. Dos, la planta empieza a caerse. Tres, No se puede modernizar o “Reconvertirse”. ¿Entonces?

No queda otra que llevar los costos al consumidor final, éste no puede absorberlos y entonces hay oferta y no hay demanda. Sin nadie que te compre se abarrota la producción en las cámaras o depósitos. Si el producto es perecedero, como carne roja, cerdo, ave o pescado el tiempo también te juega en contra, entonces no queda otra que cerrar. El único que pierde es el obrero sin patrón. Y con él, el nuevo actor social de la clase obrera que estaba pariendo un nuevo modelo postcapitalista.

Entre Llorar o luchar… elegimos LUCHAR.

En este sentido, queremos dejar bien en claro que no nos queda otra opción porque la injusta violencia del sistema, tiene múltiples formas. El atraso es una de ellas. Esa forma de violencia te deja sin trabajo, sin salud, sin educación, y nos condena a la pobreza, miseria y a la lenta muerte del hambre. Eso no está bien. Nunca estará bien. A pesar, que a ninguno de nosotros o nosotras nos gusta la violencia, nos obligan a usar la violencia del amor para defendernos, y para tratar de recuperar lo que nos robaron y los que nos falta.

Confesamos que amamos la familia, la cultura del trabajo, el estudio, el arte y el entretenimiento con los chicos, y colectivamente y no podemos gozar de esos derechos. Nos gusta crear ilimitadamente y no nos dejan. Tenemos derecho hasta el ocio y no podemos gozar de él. En definitiva, que les quede claro a todos, no nos gusta andar cortando calles, rutas y autopistas. No queremos andar quemando cubiertas. No queremos andar tomando edificios públicos o privados.

En definitiva como amamos a los nuestros, afirmamos que tampoco queremos enfrentarnos a las fuerzas de seguridad que actúan como guardianas de los intereses ajenos a nuestra clase. Pero tenemos derecho a hacerlo para defender nuestros intereses. Hoy convocamos a luchar combinando la lucha económica con la lucha política institucional y con la justa lucha de calle. De esa manera, convocamos a salir a resistir definitivamente este saqueo disfrazado de crisis. Solo así abrimos un sendero a la esperanza y a pequeñas porciones de felicidad para los nuestros. Hoy lanzamos esta carta abierta como una botella más al ancho mar de la solidaridad de clase.

El 25 de Mayo salimos a defendernos y a defender la Patria en peligro.

Con la violencia del amor y “prepotencia de trabajo” seguro venceremos.

Corriente de Resistencia Autogestionaria Revolucionaria. CREAR

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>