Bolsonaro redujo el salario mínimo de los trabajadores.

temer entrega banda presidencial a bolso

por Santiago Díaz

El presidente “golpista” saliente Michel Temer había enviado al Congreso un proyecto para llevar el salario mínimo a 1006 reales en el 2019. El ex capitán ultraderechista lo redujo por decreto a 998 reales. Si bien se trata de una reducción de 106 reales anuales para cada trabajador, multiplicado por 48 millones de personas que reciben el salario mínimo, es un buen monto que acumulan las patronales. pero fundamentalmente es un hecho político tremendo que anuncia el futuro que vendrá para la clase trabajadora.

El ultraderechista, ahora presidente por los votos de Brasil, Jair Bolsonaro, comenzó su mandato cumpliendo con las promesas que había hecho a los empresarios. Así, buscará aumentar todo lo posible sus ganancias gradualmente. De esa manera irá transfiriendo el peso de la crisis a la clase trabajadora. Lo hizo legalmente. Dio un aviso de lo que será y para quién servirá su mandato.

El salario mínimo que apenas cubre el 25% de lo que se necesita como un mínimo necesario para sobrevivir. Esta miseria rige todas las relaciones de trabajo en el país, sirviendo de piso para los trabajadores registrados y también para las jubilaciones. El plan de los economistas que rodean a Bolsonaro va más allá. Si este Decreto pasó. Puede pasar otros peores. Por ejemplo, la desvinculación de la jubilación para poder reducirla aún más que el salario mínimo.

En lo político, también es un aviso al parlamento complaciente y gestor del golpe contra Dilma y de la injusta prisión de Lula. Este primer acto, concretado mediante un decreto que contradice un acuerdo que ya había consensuado en el Congreso por un valor diferente, muestra la ofensiva no solo contra los derechos de los trabajadores, sino que Bolsonaro está dispuesto a pasar por arriba del parlamento.

El ultraderechista por un lado, aprovecha la «luna de miel» con los votantes equivocados, como lo hizo Macri en la Argentina. Sino que también abusa de la criminal «paz social» dejada por la represión del golpista Temer y que para el colmo, de acuerdo a rumores, parece que las centrales sindicales están dispuestas a garantizar. Mal gesto producto del apriete o de operación de prensa.

Fuente: LT 69

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>