Argentina: Sin industria no hay nación

0 06 09 3 b arg uom

por Víctor Paulón

“La situación de los trabajadores metalúrgicos es sumamente crítica y el futuro que se avizora después de la peste, más grave aún”. Rubén Urbano, secretario general de la UOM Córdoba, es uno de los críticos más duros de Antonio Caló. A diferencia de otras actividades que tienen como contraparte grandes empresas multinacionales o conglomerados locales, lo que quedó de la producción metalúrgica es un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al mercado interno y a la producción de partes tanto para la industria automotriz como de la maquinaria agrícola local. Las 1.500 empresas de la ciudad de Córdoba, la mayoría pymes y familiares, están penando entre la ayuda oficial y la quiebra.

UOM. Una lucha cotidiana por mantener abiertas las fábricas.

“Venimos con la industria nacional hecha mierda desde hace mucho tiempo, gobierno tras gobierno no le han dado importancia a la industria nacional, cuando esto se normalice el gobierno deberá prestar atención a los componentes importados que tiene la línea blanca o el autopartismo que hoy no se pueden importar. ‘Sin industria no hay Nación’, según dijeran Carlos Pellegrini y Juan Perón o cualquiera que tenga dos dedos de frente. Tenemos empresarios a los que les interesa comprar bonos o letras antes que meter la plata en producción. Yo veo cosas de este gobierno que las aplaudo hasta con los pies, pero veo algunas otras que se deberían estar haciendo para que tanto empresarios como trabajadores puedan remontar esta crisis. El secretariado no ha comenzado a discutir las paritarias y este mes que viene el medio aguinaldo será sobre la base de la paritaria del año pasado y no de este año como correspondería. Vamos a ver un fin de año de mucha pobreza y de muchas penurias, no solo por la pandemia sino también porque los dirigentes no supimos estar a la altura de las circunstancias para actuar en el momento necesario”.

El panorama no difiere del que pinta Hugo Melo desde La Matanza, capital nacional de la pequeña industria, donde la mayoría de las empresas cuentan entre 5 y 50 trabajadores. Valora la política de Repros y de ayuda directa para pagar salarios, pero también vislumbra un futuro de muchas complicaciones para mantener la actividad metalúrgica. Su expectativa con respecto a la conducción nacional es casi nula. Sabe que tendrá que rebuscársela porque la preocupación de Antonio Caló pasa por otros círculos de interés: su alter ego Raúl Olmos, gerenciador de la Obra Social, es un hombre que ha incursionado en los medios y abandonó a su suerte la salud de los metalúrgicos, lo que no para de generarle problemas con las seccionales. El servicio de ambulancias ha quedado en manos de su hijo y estas anomalías se transforman en quejas cada vez más potentes cuando el sistema no funciona.

Un burgués encuadernado

¿Fue un gesto de dignidad? ¿Fue por no bancarse la lluvia de críticas demoledoras a su oportunismo? Las condiciones que limitaban la especulación y la fuga llevaron a Paolo Rocca a devolver lo que ya recibió de parte del gobierno. La negociación de la deuda y la presión local para que el gobierno ceda y no llegue el default, la recesión heredada y profundizada por la pandemia; Rocca, como un gurú endiosado por los mercados, está implicado en todas estas cuestiones, amén de Vaca Muerta y de la reactivación de la siderurgia. A diferencia de otros nuevos ricos que deambulan por la Argentina, el “Tano” Rocca y su multinacional operan en todo el mundo y su capacidad de imponer condiciones a los sucesivos gobiernos es para tener muy en cuenta.

El gobierno nacional oficializó las restricciones impuestas a empresas que tomen el beneficio salarial contemplado en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). La Techint de Paolo Rocca rechazó la asistencia para el pago de sueldos de mayo y devolvió el dinero recibido por abril. De paso, cerró la planta de tubos sin costura en Campana desde el 24 de mayo hasta el 8 de junio y luego todos los meses quince días. Tenaris Siderca “redimensiona” para reducir sus costos a nivel global, y a nivel local tensa la relación con el gobierno por el impacto de la cuarentena sobre la economía y la prohibición de despidos y suspensiones. Rocca y sus seguidores decidieron darse de baja del plan de ayuda estatal para pagar sueldos de mayo. Los renunciantes son pocos pero significativos frente a las 250.000 pymes que se acogieron al beneficio porque lo necesitan para sobrevivir.

El aluvión de protestas que llovió sobre el gobierno cuando los trabajadores palparon la grasa acumulada por las vacas sagradas de la economía tuvo ribetes de disconformidad social y agotó la tolerancia sindical. En la vereda de enfrente, tampoco le gustó a Rocca que no podría distribuir utilidades, ni recomprar acciones o adquirir títulos o valores en pesos para su posterior e inmediata venta en dólares. No podrán realizar pagos a sujetos con domicilio en “guaridas fiscales”. Encima, las empresas que tengan más de 800 personas no podrán hacerlo por cuatro años y la AFIP remitirá al Banco Central y a la Comisión Nacional de Valores la nómina de beneficiarios para que tengan la posibilidad de acceder a información referida a la operatoria. Lo cierto es que el Estado viene a sustituir con los ATP un seguro de desempleo. Alberto, lúcido contemporizador, pudo salvarle la ropa a Claudio Moroni, enredado en desentendimientos con cooperativas y la gestión de beneficios gremiales de dudoso rigor.

Y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado…

El “Tano” fue encuadernado junto a otros empresarios en una maniobra sin límites morales ni legales, y espera pacientemente el momento en que saldará sus cuentas con Mauricio Macri. En todos los posibles escenarios de la post pandemia lo veremos actuar en la política local a través de sus cuadros políticos como pocas empresas globales pueden hacerlo en nuestro país. El crecimiento permanente en los últimos 50 años da cuenta de una sólida estrategia de acumulación de poder económico y de gran capacidad de incidencia política. La firma Techint ha sido la más determinante en todas las negociaciones paritarias allí donde tiene empresas implicadas. Durante los 12 años del kirchnerismo fue la voz más influyente en las paritarias. Habrá que ver quienes imitan su decisión y quienes huyen despavoridos por temor a la Justicia.

Fuente: RL

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>