Argentina: Por la inmediata libertad de David Agustín Maril hoy preso político en Chile.

foto de david

por Oscar Ruiz de Huidobro

Exigimos al gobierno de Chile la inmediata libertad de David Agustín Maril. También pedimos que los Organismos de DDHH y el gobierno argentino exija la libertad de un ciudadano bonaerense injustamente detenido cerca de la “Plaza de la Dignidad” el 23 de enero de este año a las 21,30 horas. David es un joven malabarista que con su mochila después de recorrer argentina cruzó los Andes y sintiendo el dolor del otro, se solidarizó con la pérdida de los ojos para ver la realidad a transformar.

David es hijo de Cecilia y Carlos. Estudio hasta séptimo año en la Escuela Montovani y vive en el Barrio “Gaucho” de Burzaco. Tiene 8 hermanos, cuatro de los cuales socializan el espíritu y el instinto de clase con la artesanía y la mochila, viajando de un lado a otro, de hecho, toman parte en la batalla cultural de las ideas por un mundo mejor para todos y todas.

Todo el verano David anduvo trabajando, sembrando y cultivando cultura por la costa. Después viajó a Rosario, Córdoba, San Luis, Mendoza y cruzó Los Andes para entrar a Chile. De ahí pensaba ir a Bolivia, Perú y Colombia. Pero en Santiago lo emboscó la “Revuelta”. Primero miró todo con sus ojos de 19 años alertas y llenos de futuro libertario.

David en Chile

El 6 de julio del 2019, llegó al Santiago que tanto quería conocer. Tiempo después Chile despertó y la revuelta social de los “cabros” para no pagar un aumento de Metro se hizo acción de masas. Resistencias masivas, cortes de calles, piedras, palos, gases, capuchas. guanacos, detenidos, presos, torturados, violadas, muertos. Un presidente, Sebastián Piñera por primera vez declaró la guerra un pueblo desarmado y en toque de queda. Retomaron vigencia los patriarcas del MIR, del FPMR, los Lautaro. Nació la Primera línea.

La pérdida de ojos por la injusta violencia de “Los Pacos” de varios hermanos y hermanas empujó a David a la Plaza de la Dignidad a mirar por los que habían perdido la luz. Con 19 vueltas al sol pensó que, con sus ojos oscuros y puros valía la pena mirar por los ojos que ya no miraban el camino a la libertad. Así lo hizo. Participó tratando de sembrar luz en tanta oscuridad. La solidaridad de clase no reconoce y voltea fronteras.

El 23 de enero salió de la plaza después de las 21 y se fue a comer en la posta sanitaria que estaba a una cuadra del “Memorial de Mauricio Frade”. Cerca de las 21.30 llegaron tres carros de los “Pacos”. A su estilo se llevaron prisionero a David y tres chilenos. David aparte de ser golpeado es acusado por la in-justicia “bajo la Ley de Control de Armas de porte de bomba molotov”. Todo este tipo de acusaciones son viejas pruebas plantadas de cuño pinochetista.

Los que arrastramos persecuciones, detenciones legales, secuestros, torturas por sed y causa de pan, paz y libertad sabemos de cómo plantan pruebas a lo largo y ancho del mundo. El problema en Chile fue despertarse. La contrariedad para el sistema es la portación de ojos en rebeldía. David paga su porte de sueños.

David tiene abogado de oficio. Cecilia como madre y su hermana Mara están en Santiago y viven de la solidaridad de los otros familiares. Por obra y gracia de lo casual y no causal fue visto por el abogado rosarino de la APDH Federico Pagliero. Así, Pagliero consulto al cónsul argentino Rodolfo Norton. Quién aclaró que pueden orientar con informes. Pero, también definió que “no se involucran en el aspecto jurídico”.

Por otro lado, Carlos, los familiares, amigos y algunos organismos de Derechos Humanos que están en nuestro país, el 6 de marzo a las 16 horas hicieron un pequeño acto frente al palacio de Cancillería. Denunciaron que David sigue prisionero en penal Santiago 1 Módulo 14, donde se encontraban prisioneros casi 200 presos de la “Primera Línea”. Por el tema del Covid – 19 fue trasladado al Módulo 12 donde está alojado con presos comunes.

Pese a que se conoce todo en Argentina nada cambió.

David sigue injustamente como preso político en Chile. Sus compañeros también siguen injustamente presos. El caso de nuestro compatriota es difícil por el endurecimiento de las leyes represivas y por la causa armada contra él. Los abogados de oficio y/o la familia definen que lo único que resta es pedir la “expulsión por inaplicabilidad”. Desde aquí, se cree que sólo resta pedir la intervención del Estado argentino, y que éste pida por la vida y por la libertad de David.

Latribuna69.org desde hace un cuarto de siglo asumió el compromiso de “reflejar ese algo que otros quieren ocultar” y por eso se atreve a pedirle al Presidente Sebastián Piñera que deje en libertad inmediata a David. Por último, también nos atrevemos a pedir a los organismos de DDHH de nuestro país y a nuestro Canciller y Poder Ejecutivo Nacional que exijan la libertad inmediata de David Agustín Maril, ciudadano argentino preso político injustamente detenido en Chile.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>