Argentina: La ofensiva de la derecha subió otro peldaño. “Ahora vas a empezar a tener miedo hdp”

0 07 09 4 arg agres a lauti

por Oscar Ruiz de Huidobro

La derecha sigue avanzando gradual e impunemente. Lo venimos denunciando desde hace tiempo. Ayer Macri alimentó el odio de clase. Hoy cosecha injusta violencia y posiciona más radicalización. El gobierno de Larreta y la policía de la ciudad dejó “zona liberada”. La intolerancia extrema atacó los móviles de C5N. El huevo de la serpiente crece. Hay que detener el ciclo antes que sea tarde.

Nadie puede ignorar lo que pasa. El imperio, el enemigo principal y sus aliados aprovechan hasta la pandemia y las tensiones que juega la cuarentena para atacar a un gobierno en disputa. No pudieron lograr el nuevo efecto Nisman con el asesinato de Gutiérrez. Procesan, articulan y recomponen fuerzas subiendo peldaño a peldaño en el odio de clase. Trabajan ese flanco y ganan las calles con sectores “anticuarentena” que, si bien no son fuertes en lo cuantitativo, si pueden ser usados cualitativamente en lo que a odio ciego se refiere.

En ese plano, se dio la agresión a los compañeros de C5N. Es demasiado peligroso no ver el estado de alerta de hoy. A Lautaro Maislin lo puteaban siempre en los banderazos “anticuarentena” alimentados por el PRO y Cambiemos. Pero hoy se fue más allá. El “Ahora vas a empezar a tener miedo hijo de puta” no es un estado espontaneo de ira. Es una reacción alimentada desde el poder y el enemigo principal. Cuidado. No se trata de tener miedo o que éste, nos paralice. El problema es más de fondo. ¿Hasta dónde pueden llegar? No lo sabemos. Pero hay que repensarse para actuar. El enemigo acecha y no desconoce vías, métodos o formas de lucha clasista.

El gobierno frentista se debate en contradicciones y en tratar de “no ser iguales” en algunas tonalidades con sus antecesores y desconocen la profundidad de la “grieta” clasista. El peronismo ortodoxo sigue igual que siempre tratando de buscar el centro de la avenida y tratando de ver hacía donde se inclina la balanza. Eso siempre es peligroso. Los viejos sectores del otrora peronismo revolucionario parecieran que mutaron y fueron quizás ganados por las fuerzas posmodernas. Pueden que ya no sean ni vegetarianos. A lo mejor puedan reverdecer los viejos brotes todavía.

La izquierda reformista si bien, en esta coyuntura, no juega el mismo papel que jugó en la 125, pareciera que sigue esperando que la anhelada insurrección espontánea de las masas, se dé por sí misma, así los rescata de su impotencia para cumplir con el papel que como «revolucionarios» les corresponde. Tal vez por eso, sólo sigue buscando acumulación de fuerzas para lograr más bancas en el congreso.

De última, la solidaridad con los compañeros de C5N es un hecho, expresamos nuestro más sentido repudio a las agresiones. Pero el problema es otro, sólo podemos esperar que las fuerzas políticas salgan del letargo. Con la derecha no se jode. Ellos, siempre están en movimiento, generando y alimentado políticas de odio y caos donde montan sus prácticas aberrantes. La barbarie es su esencia. Hay que encontrar una salida para ponerles un freno.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>