Argentina: LA HUELGA GENERAL ES LA EXPRESIÓN MÁS ALTA DEL REPUDIO, DE LOS TRABAJADORES A LAS POLÍTICAS NEOLIBERALES

paro 5

por Jorge Rachid
1- El conjunto de la población indignada clama por la huelga de los trabajadores cuando es agredida por la agenda del enemigo, que tiende a la concentración de la riqueza, ajustar al pueblo, endeudar el país, deteriorar el salario y abrir la economía, destruyendo la industria nacional. Es un reclamo justo.
2- Un reclamo legítimo sin dudas, pero cuya organización, acatamiento, decisión y votación, tiene tiempos, debe ser compartida en asambleas por sectores y avalada por regionales de cada rincón del país. Por eso su masividad es una expresión profunda de rechazo social y conciencia política.
3- Pero para el Movimiento Obrero Organizado no es la huelga la única herramienta que tiene como forma de expresar su rechazo. Es más, las movilizaciones previas, las recorridas por el país, el esclarecimiento en el marco de una dura batalla cultural, donde el enemigo despliega el miedo como herramienta de coacción sobre los trabajadores, afectando a las familias, ante el despido y el desamparo. Sin dudas el dolor social del despido televisado, la baja del salario, la pérdida de beneficios no genera primero solidaridad, salvo en los militantes, sino temor.
4- De ahí que el Sindicato, esa Institución tan denigrada con voces contradictorias, ya que lo hacen supuestos luchadores de izquierda, junto a las voces empresariales y reaccionarias, es un dato identitario que en nuestro país, produce un hecho único en el mundo, contando con una afiliación voluntaria de casi el 40% de la población económicamente activa. Es el marco de la resolución de problemas en la vida, como la preservación del trabajo, pero también de la conciencia de clase.
5- Es sin duda el sindicalismo, una valla al avasallamiento de derechos que se proponen las políticas saqueadoras neoliberales. Es un escollo al país agro exportador financiero que pretenden instalar, de espaldas a 15 millones de argentinos que sobran en sus esquemas. El sindicalismo da la lucha con sus tiempos, y con las herramientas propicias en cada etapa, desde la movilización puntual al paro activo.
6- Por eso la huelga general es el punto más alto del enfrentamiento, previo al plan de lucha, cuyo objetivo último es un modelo de país. No es sólo la lucha por el salario, cuando el enemigo viene por la destrucción de las estructuras sociales de los trabajadores, sino la defensa de un país soberano en sus decisiones, con Justicia Social.
7- Cuando la noche argentina era más negra que hoy, con muertos, desaparecidos, Comisiones Internas enteras detenidas desaparecidas, complicidad patronal en la dictadura cívico militar, el movimiento obrero no sólo no se rindió, sino que fue eje de lucha en cada circunstancia histórica de enfrentamiento al régimen de turno.
8- Lo fueron en la Resistencia Peronista con los Congresos de Huerta Grande y La Falda exigiendo democracia, reforma agraria, nacionalización de la banca, el crédito y el comercio exterior, superando los reclamos sectoriales trágicos de principios de siglo como los Talleres Vasena, los obreros de la Patagonia y los quebrachales chaqueños, muertos por cientos. Fue la CGT de los Argentinos el motor de lucha junto a los 26 puntos de Ubaldini, CGT Brasil, el apuntalamiento de la democracia.
9- Framini, Borro, Ongaro, Di Pascuales, Ferraresi y cientos de gremialistas más que arriesgaron sus vidas y sus sindicatos en la lucha, aún aquellos que quedaron en la memoria colectiva como más conservadores y negociadores, fueron importantes en consolidar las confrontaciones masivas, como en abril de1979 y en el 82, en plenas dictaduras, muchos de los cuales, hoy los sectores críticos, estarían atacando desde el poder o desde posiciones maximalistas.
10- Sin dudas, sin Plan de lucha sería sólo un paro más, pero la Corriente Federal de Trabajadores, las CTA, otros gremios combativos y dispuestos a confrontar, constituyen un valor superior, si logran conducir la CGT, desde una masa crítica pétrea, por ampliar la base de sustentación de la lucha y acotar el margen de maniobras del enemigo, como lo viene haciendo desde el inicio mismo del gobierno neoliberal, en la calle, creando conciencia en sus propias bases y apuntalando un proceso político de confrontación, cada vez más alto, porque está en juego la Patria y sin Pueblo no hay Patria.
Fuente: Sin Mordaza

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>