Argentina: La “Escuela de las Américas” y el oficio de formar golpistas

0 09 08 03 arg policía

por Oscar Ruiz de Huidobro. -

Desde que asumió la presidencia del país Alberto Fernández hay interrogantes. Siempre los hay. Pero también hay certezas. El proceso de desestabilización creciente. Desde hace casi nueve meses se ve crecer el huevo de la serpiente. Por todos lados hay indicios, pero crece más en el accionar de la policía. Pese a lo que están haciendo hoy, no se romperá el cascarón. Por lo tanto, la víbora de siete cabezas del golpe no saldrá por ahora. Y después habrá que organizarse para evitarlo.

Como todo tienen que ver con el todo y sus partes hay cosas que ya no debemos ignorar. Algunos problemas internos de confusión, lentitud o dispersión en la gestión. Pero eso es prueba error y se soluciona acomodando los melones en el viaje. El problema son los pequeños o grandes gestos de la desestabilización continúa del enemigo principal y las contradicciones sin tensiones creativas con que se pretende enfrentarlos.

Veamos cosas que desestabilizan que el común denominador del pueblo lo puede ver, aunque no lo entienda, pero lo siente. Por ejemplo, la injusta violencia del atraso permanente que hubo en el gobierno anterior y las cosas que hacen desde el 10 de diciembre de 2019.

  • Las acusaciones, juzgamientos y condenas del terrorismo mediático.
  • No quisieron renunciar a los cargos en la administración del Estado que prefirieron usarlos como mojón permanente.
  • Las corridas cambiarias y juegos devaluatorios provocados por el poder dominante.
  • Desaparición forzada seguida de muerte en casos dos casos claros como el de Luis Espinoza en Tucumán y Facundo Castro en Buenos Aires.
  • Las continuas represiones selectivas de hermanos originarios en el norte o sur de nuestro país, o de los conflictos obreros o populares.
  • Los permanentes llamamientos a movilizarse por la libertad contra la legítima cuarentena que nos cuida la vida para poder seguir como especie.
  • Las maniobras y tramas del poder a través de la “oposición” que se ejecutan en las cámaras legislativas. Por ejemplo, sesiones presenciales en esta última semana.
  • El bloqueo a la casa de Gobierno de La Plata o los acampes en Puente 12 y Adrogué por reclamos salariales, de equipamiento y obra social.

¿De dónde viene esto? ¿Es espontaneo o prefabricado? ¿Es de estrategia propia o está dentro de la ofensiva por la recuperación de la hegemonía estadounidense? Para este humilde cronista es parte de esto último y tiene que ver con la realidad geopolítica de la Indoamérica andina, morena y caribeña.

¿Qué tiene que ver la ex Escuela de las Américas”?

La “Escuela de las Américas” donde iba la oficialidad de las Fuerzas Armadas a formarse como golpistas y perfeccionarse como el engranaje más cruel de la represión de los Estados terroristas más sangrientos ya no existe como tal. Ahora se transformó. Es otra institución en el “nombre”, pero sostiene los principios estratégicos con que fue formada. Ahora se llama “Instituto del Hemisferio Occidental Para la Cooperación en Seguridad” y van las Jefaturas y la oficialidad de todas las policías de nuestro continente. Este escenario, de hecho, genera un violento interrogante: ¿Por qué será así?

Tal vez no haga falta repetir consignas, mensajes ideales, mecanicistas y dogmáticos que no nos permiten analizar las nuevas etapas y articulaciones tácticas estratégicas. Tal vez haya que ponerse a estudiar la coyuntura regional e internacional, la correlación de fuerzas y las relaciones que se establecen en este nuevo escenario de Guerras de Cuarta, Quinta y Sexta generación y sus consecuencias.

Tal vez haya confusión o complicidad por acción u omisión en todos y también en nosotros. Quizás no somos capaces de investigar, discutir y sacar conclusiones que nos permitan aportar en ser parte de los nuevos cambios que se deben venir para que no se rompa el cascarón del huevo de la serpiente.

Una alternativa que deberíamos tener en cuenta

Hace tiempo que, en la ex Escuela de las Américas, hoy “Instituto del Hemisferio Occidental Para la Cooperación en Seguridad” ya no sé forma hombres y mujeres de los altos mandos y oficialidad de las Fuerzas Armadas para ser los golpistas que derrocaban gobiernos populares y se dedicaban a implementar las técnicas de genocidio. Ahora se forma Jefes y Oficiales de las policías de cada país. Todos ellos se transforman en “cuadros profesionales” que pasan a ser los “formadores de la sub oficialidad y tropa especial y común”.

El cambio de nombre no amerita modificación en la estructura de formación. El “maquillaje” con que se disfrazó al “Instituto del Hemisferio Occidental Para la Cooperación en Seguridad” no garantiza cambios en la metodología para lograr una policía democrática. El imperio sigue formando hombres y mujeres que apuntalen su proyecto de recuperación de la hegemonía mundial para seguir sometiéndonos. No hay otra línea. Sí se adecuo la formación a los cambios tecnológicos y los nuevos contenidos de las Guerras de Cuarta, Quinta y Sexta Generación.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>