Argentina: La barbarie derecha ataca la cuarentena con su desprecio histórico por la vida.

0 05 11 6 arg post pandemia

por Oscar Ruiz de Huidobro

En el escenario que estamos peleando contra el Covid – 19, sostenemos que estamos de acuerdo con la cuarentena como un arma, instrumento, herramienta coyuntural de defensa estratégica de la vida. En este escenario de guerra bacteriológica imperial, defendemos el aislamiento pese a las consecuencias negativas de mayor atraso y pobreza que nos traerá cuando salgamos de él. En esa situación, hoy, repudiamos la continuidad de la barbarie histórica del poder dominante que busca romper el encierro defensivo para lograr “una vuelta ordenada al trabajo y la producción” que solo le garantice rentabilidad y multiplicación del capital a costa de nuestras vidas.

Este humilde escriba, como sobreviviente de aquella gesta qué por amor al otro, fuimos capaces de entregar hasta la libertad individual o enfrentar la muerte misma para defender una vida digna para todos y todas. Hoy, como siempre, trato de reflejar la realidad concreta, como para identificarla y salir a transformarla. En ese camino, hay muchos que sostenemos que repudiamos a los sectores dominantes que solo buscan por ejemplo, a través de un comunicado de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) “evitar la ruptura en la cadena de pagos interna, así como la cesación de pagos externa o de default” y atacaron en medio de la negociación con los fondos buitres y demás tenedores de bonos.

En este plano, nosotros los de abajo, los oprimidos, explotados, excluidos, jamás coincidiremos con la barbarie del enemigo que siempre oprime, explota y goza de las riquezas que producimos los trabajadores/as y ahora busca romper la cuarentena para alentar “las acciones al trabajo y la producción”. Que es lo mismo que decir, solo les importa la mano de obra, ya que, sin ella, por más plata que posean, son incapaces de generar las riquezas que nosotros generamos. Dicho de otra forma, y para que quede más claro aún, quieren nuestro cuerpo, cabeza, corazón y manos para poner las máquinas en funcionamiento, única forma de acumular rentabilidad sin importarles nuestras vidas en lo más mínimo.

En ese contexto, sostenemos que hoy más claro que nunca se ve que somos ellos o nosotros. Ellos son: Paolo Rocca de Techint, Cristiano Ratazzi de Fiat Argentina, Gregorio y Luis Pérez Companc de Pérez Companc Family Group, José Cartellone de la Construcción, Carlos Blaquier de Ledesma, Alejandro Bulgheroni de Pan American Energy, Eduardo Elsztain de IRSA, Luis Pérez Companc de Héctor Magnetto de Clarín, Federico Braun del mega supermecado La Anónima, Sebastián Bagó de Laboratorios Bagó, Alfredo Coto de Supermercados y Frigorífico Coto, Luis Pagani de Arcor, Eduardo Constantini agroexportador, IBM, Bayer, Citibank, Santander, y miembros y familias menores, Telecom, Telefónica, Peugeot-Citroen, etc. Van por todo.

Es por eso, que hoy en medio de la lucha por la vida, somos conscientes que, de nuestro lado, los eufemismos no deben existir. Con el viejo apotegma popular de “Al pan pan, y al vino vino”, sostenemos que, en esta coyuntura, donde la guerra bacteriológica imperial busca quitarnos la vida colectivamente, apostamos a la cuarentena para resistir con amor para defenderla. De hecho, apoyamos la política sanitaria que está marcando el gobierno de los Fernández y sabremos defender esta política de la barbarie fascista y la derecha “civilizada” o el capitalismo más humanista, que la atacan solo para mantener sus rentabilidades ocultando sus objetivos en “darle prioridad a mantener el aparato productivo de nuestro país. (…) que constituyen cadenas de valor que hacen posible la producción, el empleo y generan exportación”.

Por último, sabemos que los de abajo y los que producimos las riquezas sin gozarla estamos mal. Reconocemos que desde hace siglos que lo estamos. Pero también somos conscientes que después de la pandemia estaremos peor. No se confundan, no nos gusta estar peor, tampoco pensamos que a mayor miseria y hambre habrá rebelión y revolución. No, no, es así. Sabemos que post pandemia estaremos con mayor atraso en todo. Seremos mucho más pobres. Pero, ojo, que estaremos orgullosamente con vida. Entonces, con nuestros saberes y con voluntad de poder nos podremos reinventar para volver a luchar para estar mejor. De eso sabemos y volveremos a unirnos desde abajo y organizarnos combatiendo para vencer. Seguro encontraremos las condiciones objetivas para desarrollar la identidad y la subjetividad hasta hacer que el pan, la paz y la libertad dejen de ser una utopía. Entonces estar vivos, será sinónimo de que aprenderemos y en post pandemia VENCEREMOS.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>