Argentina: Hace cuatro años Fidel se fue a cabalgar con todos y todas los que ofrendaron su vida por la libertad.

0 11 25 07 fidel y su AK

por Oscar Ruiz de Huidobro

De pronto, en un día como estos, un día cualquiera de hace cuatro años, o cualquier calendario, el gigante debía buscar su máximo sueño revolucionario: Instalarse para la eternidad en la historia del común denominador de todos los pueblos. Con la humildad de siempre se hizo semilla, espiga y pan de transformaciones.

Él buscaba el momento desde que estudiaba y jugaba con los niños del bohío en el pupitre de la escuela en su casa de madera de dos pisos de Birán, cerquita de Marcané en Mayarí. Todo lo fue encontrando. El viaje a La Habana. Los estudios. La primera militancia. La «Granjita de Siboney». Los primeros «embutes» de «fierros» en el cerro. El Moncada. «La historia me absolverá». México, Raúl, el «Che» y el Granma. Las verdes ondulaciones de las montañas de Sierra Maestra, el Escambray, Villa Clara, la huida del dictador Fulgencio Batista,  la entrada triunfal en La Habana.

Lo consiguió todo y empezó lo más difícil. «La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros», aseguró el 1 de enero de 1959, en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba cuando anunciaba el triunfo y tenía razón. La construcción fue difícil. Prueba error. Todo en movimiento permanente, contradicciones  y creaciones de tensiones creativas eternas.

Fue perdiendo por el agujero roto de los bolsillos del tiempo jirones con Camilo. Playa Girón le dio una victoria espectacular contra los traidores y el imperio estadounidense. La crisis de los misiles le dolió hasta en el hondo del hueso.  Pelear contra la injusta y criminal injusticia del bloqueo. Después perdió más todavía con el Che en Bolivia. Tal vez, uno de los más duros golpes que le perforó el norte sin voltear la brújula. El gigante siguió creciendo en estatura humana y revolucionaria por el mundo. Visitó, habló y fue querido y amado por sectores de masas en todas las tierras y todos los idiomas.

El 12 de junio del 92 en Río de Jainero, le aseguro al mundo que por el capitalismo «Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre. Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo». Así va sucediendo y ese canto nos llama a resistir al todo o nada por amor a la vida.

Estuvo en nuestra tierra un par de veces. El último rugido lo dio en un descampado de la Ciudad Universitaria de Córdoba en julio de 2006 donde hablo de todo con Hugo y Hebe. 40 mil personas autoconvocadas escucharon por 3 horas su último discurso fuera de Cuba. Después se fue Alta Gracia a ver la casa del Che. Partió a la isla con la clandestinidad que llegó. Planifico la transición.

Hizo su último discurso cerrando el VII Congreso del Partido Comunista Cubano el 19 de abril de 2016, donde marcó que los cubanos vencerían siempre. «Pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos»

El coloso con raíces extendidas en todo el mundo se fue a cabalgar. Él había pasado miles de batallas triunfantes y apronto todo hasta para doblegar al silencio. Para esa tarea que lo llevará a cumplir su última cita pendiente Martí le acercó un caballo. Caballo que andaba esperándolo clandestinamente con el «Unicornio Azul» de Silvio. Así Fidel, eludió todos los intentos de aniquilamiento y se fue por sí lo más campante a cabalgar con el Che, Camilo, el Vaquerito y todos los revolucionarios y revolucionarias del mundo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>