Argentina: Hace 47 años militantes revolucionarios se fugan del penal de Rawson.

1 fuga rawson 6

por Oscar Ruiz de Huidobro
El 15 de agosto de 1972, hace 47 años, a esta misma hora, un grupo de militantes revolucionarios detenidos en Rawson toman el penal y se fugan. La operación en sí de la fuga fue discutida y consensuada entre las organizaciones Fuerzas Armadas Revolucionaria (FAR) y el Partido Revolucionario de los Trabajadores dirección política del Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP). En el penal en sí, la unidad se extendió al grupo de prisioneros políticos de la organización Montoneros. Tras el control del penal seis de los principales dirigentes de PRT-ERP, FAR y Montoneros, escaparon a Chile y tras unos días se dirigieron a Cuba. Otros diecinueve compañeros se rindieron en el aeropuerto, al no poder abordar el avión que los trasladaría y fueron prisioneros llevados a la Base Almirante Zar.
El contexto de la fuga.
La dictadura de la “Revolución Argentina” que asumiera el 28 de junio de 1966, fue jaqueada por las distintas vías de lucha del pueblo, sus organizaciones de vanguardia revolucionaria y la izquierda reformista. De esa manera, a la dictadura no les quedó otro camino que endurecer posiciones con las organizaciones populares y sobre todo con los presos políticos. Mientras lanzaban un plan de Gran Acuerdo Nacional (GAN).
En ese esquema Agustín Lanusse negociaba con Juan Domingo Perón a través del delegado en la Argentina, una salida electoral que permitiera la participación del peronismo. Los cientos de guerrilleros presos en el penal de la Patagonia organizaron la fuga más difícil de la que se tuviera memoria en la Argentina.
La fuga en sí.
A las 18:30 del 15 de agosto con los rasguidos y acordes de una chacarera comenzó la toma del Penal de Rawson, de la provincia de Chubut. Toma que Marcos Osatinsky venía planificando desde que llego a la cárcel. Bien llega Mario Roberto Santucho, que llevaba la misma idea, se reúnen y lo definen política y militarmente. Allí se decide parte de la articulación y coordinación de las fuerzas. La organización Montoneros como tal no operaría en la fuga y dejaba en libertad la decisión de participar o no a sus cuadros presos en el penal. Así se forma el Comité de presos Montoneros que acuerdan participar en la fuga.
El jefe del operativo era Mario Roberto Santucho, del Partido Revolucionario de los Trabajadores y comandante del Ejército Revolucionario del Pueblo. El plan era realizar una fuga masiva de militantes revolucionarios del Penal de Rawson, para presionar sobre el programa electoral del GAN y demostrar que la dictadura no podía detener la lucha revolucionaria ni en la cárcel de extrema seguridad de Rawson perdida en medio de la Patagonia..
Mario Roberto Santucho y Marcos Osatinsky formaron el Comité de Fuga junto a Fernando Vaca Narvaja, Roberto Quieto, Enrique Gorriarán Merlo y Domingo Menna. Todo se hizo bien desde el interior del penal. Más de 100 revolucionarios fueron designados y organizados para la fuga. Todo estaba perfectamente tabicado y cada uno mantenía reserva y se manejaba solo en equipos. Afuera cada organización discutió las tareas y las cumplieron bien hasta el retiro de los camiones de la puerta del penal porque se dio el combate donde muere el guardia cárcel Valenzuela. Allí falló parte de la operación y los costos se llevaron 16 hermosas rosas rojas una semana después.
El Comité de Fuga ya estaba en el primer auto y son los únicos que pudieron retirarse rápidamente de acuerdo con lo planificado en un automóvil Ford Falcon que los esperaba. Así, se trasladaron al entonces aeropuerto de Trelew para abordar una aeronave comercial BAC 1-11 de la empresa Austral (matrícula LV-JNS), previamente secuestrada por el comando de apoyo, cuyos integrantes eran el “Gallego” Víctor Fernández Palmeiro del ERP), Anita Weissen, y Alejandro Ferreyra de las FAR, quienes viajaban como pasajeros.
La aeronave operaba como el vuelo 811, que había despegado del Aeropuerto General Mosconi de Comodoro Rivadavia, con escalas en Trelew y Bahía Blanca, y rumbo al Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires. Llevaba un total de 96 personas, entre pasajeros y tripulantes. Una vez tomado el avión, el comando de apoyo pidió a los pilotos quedarse en la pista. Allí abordó el denominado comité de fuga y esperaron al resto de los revolucionarios con el tiempo que se había estipulado.
Como los demás vehículos de transporte -dos camiones pequeños- que debían cargar al resto de los militantes no se hicieron presentes en la puerta de la cárcel. Según algunos testimonios, debido a una confusa interpretación de las señales preestablecidas (una frazada colgada de una reja). Según otros, al escuchar disparos del enfrentamiento con los guardias en el que fue abatido el guardia cárcel Valenzuela, pensaron que la operación había fracasado, y optaron por pasar frente a la puerta y continuar sin detenerse.
Pese a ese error, 19 revolucionarios buscaron por todos los medios de llamar remises y así lograron arribar por sus propios medios en tres taxis al aeropuerto. El Comité de Fuga, solo una vez que comprobaron que era imposible sostener la situación por el retraso del resto de los militantes, decidieron levantar vuelo. La inminente llegada de las fuerzas de la marina y del ejército, obligaron a despegar rumbo a Chile, gobernado entonces por el socialista Salvador Allende. El avión llegó primero a Puerto Montt y finalmente a Santiago de Chile, donde los militantes pidieron asilo.
Los evadidos viajaron a Chile, donde ya gobernaba el presidente socialista Salvador Allende y donde las organizaciones guerrilleras argentinas tenían vínculos sólidos, no sólo con el Partido Socialista de Allende sino con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que dirigían Miguel Enríquez, y el sobrino del presidente chileno, Andrés Pascal Allende. De los veinticinco combatientes que habían logrado alejarse del penal en todo tipo de vehículos, sólo seis pudieron llegar a Chile y luego a Cuba.
Gloria eterna a todos los compañeros caídos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>