APRENDIENDO A TRABAJAR DE OTRA MANERA

«Recién en 2002 pensamos en volver a la fábrica. Nos reunimos dos o tres loquitos para discutir como reabrir Penn. Yo había trabajado desde el 67 hasta el 99, cuando se decretó la quiebra. La situación venía decantando poco a poco y terminó con Menem», reseñó el presidente de la cooperativa desde 2009, Lorenzo Ratto, en diálogo con Ansol.

«Todo surgió del rumor de que la cooperativa Luz y Fuerza estaba tratando de reabrir la planta. Me contacté con la cooperativa y al final no era así. Pero los compañeros nos reunimos afuera de la planta durante más de un año hasta que pudimos ingresar, el 17 de octubre de 2003. Nos dieron la llave y empezamos a trabajar allá por el 11 de noviembre, de ahí el nombre de la cooperativa», rememoró.

La experiencia asociativa fue todo un desafío y todavía el aprendizaje va mostrando que esta manera de trabajar es posible. «En ese momento necesitábamos alquilar la fábrica y fue la única forma que encontramos. Al principio fue difícil, no teníamos ninguna experiencia ni siquiera en administración. Recién ahora estamos más a tiro funcionando como cooperativa».

Su actual presidente recuerda que Penn había sido una firma líder de la zona de Areco. «Los locales decían que si trabajabas en Penn estabas arreglado. Llegamos a ser 700, cuando la planta quebró éramos 180 personas y ahora somos 58″. La empresa autogestionada logró mantener las fuentes de trabajo con el respaldo de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra).

En efecto, la cooperativa forma parte desde hace varios años de esta organización de segundo grado, cuyo presidente, José Orbaiceta, visitó días atrás para reconocer problemáticas a resolver y discutir estrategias futuras con la espalda de la Federación.

«Para nosotros formar parte de Fecootra es importante. Desde que empezamos con la planta estuvimos en contacto. Sabíamos que habían acompañado a muchas fábricas en procesos de recuperación. Con ellos hicimos las cosas como correspondía, siguiendo todos los pasos legales ordenadamente», sostuvo Ratto.

En cuanto a la situación actual el presidente concluyó con optimismo; «Hemos tenido un cambio fundamental en los últimos años, estamos al día con monotributo, seguros y retiros. Todo al día, no tenemos una deuda con nadie. Ahora producimos alrededor de 11 mil termostatos por mes fuera de temporada, ensamblamos 30 mil estufas, anafes y calefones, e hicimos 15 mil estufas de halógeno. Y con los termos venimos bien, estamos llegando a los 10 mil.»

Fuente: ANSOL

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>