ALGO HUELE MAL EN LA CIUDAD (NO ES LA BASURA)

huelemal

Desde hace cuatro meses se sostiene un conflicto que enfrenta a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Federación Argentina de Cartoneros y la Junta Interna de Delegados del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño con el Gobierno de la Ciudad, a raíz del vaciamiento de la Dirección General de Reciclado (DGREC), de la GCBA, órgano del que dependen el sistema de reciclado y el plan de promotores ambientales.
Según trabajadores de la Junta Interna de ATE del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, “el conflicto comenzó el 4 de febrero, cuando las autoridades del Ministerio anunciaron el traslado compulsivo de 37 trabajadores que cumplen la función de ser el nexo del Estado con los cartoneros formalizados en cooperativas”. Hace algunas semanas se anunciaron 22 nuevos traslados. Frente a esta medida, los trabajadores, reunidos en asamblea, fueron reprimidos por la Policía Metropolitana.
El conflicto que paralizó la Dirección y movilizó a los trabajadores se encuentra en cuarto intermedio. “Sigue habiendo conflicto –advirtió Sergio Sánchez, presidente de la Federación Argentina de Cartoneros–. Quieren fiscalizar a las cooperativas, a las que ni siquiera se les brindan los elementos necesarios para hacer su tarea adecuadamente.”
El referente de los trabajadores aseguró que “siguen acusando a los cartoneros de hacer basura, cuando son ellos los que impiden que se recicle más, poniendo tachos anticartoneros. Creen que es caro reciclar, pero más caro es enterrar basura. Además, dejan sin fuente de ingreso a los compañeros que todavía viven de revolver la basura”.
Desde la Junta Interna de ATE denunciaron que “quieren generar el fracaso del sistema de reciclado con inclusión social. Están preparando el terreno para proscribir a las cooperativas de cartoneros del pliego de residuos secos, y avanzar con el gerenciamiento y los negociados de la basura”. Esto representaría el corrimiento del Estado y una especie de privatización de las cooperativas, que recibirían menos del 10% del presupuesto que ganan las privadas.
En la actualidad, el sistema de recolección y tratamiento de residuos en la Ciudad de Buenos Aires responde a un sistema mixto, en el que conviven las empresas privadas que recogen la basura con sus camiones para depositarla en el Ceamse, y las 12 cooperativas de cartoneros, que reciclan el 15% de los residuos de la ciudad.
“Necesitamos que se reconozca al cartonero como trabajador, con sus derechos –apuntó Sánchez–. Seguimos en la lucha por la inclusión social, no sólo de los cartoneros, sino de todos los trabajadores. Nuestra enseñanza, nuestro modelo, es Francisco”.

Fuente: Miradas al Sur

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>