ABASTO: APROBARON LA EXPROPIACIÓN DEL PREDIO

expabasto

Por Walter Barboza
En un trámite que merece el reconocimiento social, puesto que confirma que cuando los poderes públicos actúan con premura los problemas que aquejan a la sociedad pueden empezar a solucionarse, la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires aprobó el Proyecto de Ley de Expropiación del predio de la localidad platense de Abasto que era ocupado por 400 familias (unas 1300 personas) que fueron desalojadas violentamente la semana pasada.
De este modo se inicia una nueva etapa en la que los vecinos, carentes de techo y vivienda, podrán proyectar sus vidas a partir de la construcción de la vivienda propia. El proyecto de ley de expropiación del predio de Abasto, fue presentado en mesa de entradas había sido presentado el lunes 4 de mayo, dos días antes de que se diera cumplimento al desalojo ordenado por el Juzgado de Garantías N° 3 de la ciudad de La Plata, como un intento de avanzar en la búsqueda de soluciones a las necesidades de los vecinos ocupantes. La iniciativa, sumada a la resolución del Juez Luis Arias, fueron los dos dispositivos de carácter político y jurídico orientados a contener el la inminencia del desalojo que finalmente se concretó y en forma violenta.
El proyecto, canalizado a través del bloque de Legisladores del Frente para la Victoria (senador López Muntaner), al cual luego se sumo el que presentaron los legisladores del Frente Amplio Progresista (Diputado Cosino), contó con el visto bueno del vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto. La iniciativa cuenta con diez artículos: el primero declara de utilidad pública y sujeto a expropiación al predio. El segundo explica que el destino del mismo será para el desarrollo de planes de vivienda teniendo en cuenta a sus actuales ocupantes. El tercero aclara que el valor del mismo será fijado en los términos “del decreto 4217/91. Es decir, de acuerdo a la tasación que practique el órgano competente en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Para ello se considerará únicamente el valor de la tierra”. El cuarto establece que “las tierras expropiadas deberán ser vendidas a los actuales ocupantes, o personas con grave situación de vulnerabilidad, según el orden de prioridad que establezcan los organismos competentes, de conformidad con el decreto 4217/91”. El quinto fija la forma de pago, la que “se realizará prorrateado en cuotas mensuales, las que no podrán exceder el veinte por ciento (20%) del Salario Mínimo Vital y Móvil con un prorrateo no menor a diez (10) años y no superior a veinticinco (25) años, sin intereses”. El sexto reitera que “los bienes expropiados por la presente ley se destinarán a la vivienda única, familiar y de ocupación permanente de los actuales ocupantes, no debiendo éstos ser propietarios de otros bienes inmuebles”. El séptimo da cuenta de la autorización al poder ejecutivo para que haga uso de las partidas para tal fin y el resto son los de forma.
La iniciativa reconstruye con algunos mitos construidos a partir de cierto imaginario social, que opina negativamente cuando el estado interviene en favor de los sectores vulnerables. El proyecto establece claramente que los vecinos deberán pagar los terrenos que ocuparon, eso sí a un precio justo y que no será regido, necesariamente, por los parámetros establecidos por el mercado inmobiliario.
De este modo, la inmediatez superó las trabas burocráticas y puso en discusión un debate de carácter jurídico: la intervención de la Justicia Penal, como un dispositivo para dirimir los conflictos sociales en la provincia de Buenos Aires y como único acceso al sistema de administración de justicia, en detrimento de soluciones mediadas a partir de los fueros como el Contencioso Administrativo, con los cuales es posible proteger los derechos sociales y buscar una solución por la vía pacífica y de la inclusión de los sectores vulnerables. En tal sentido, es necesario destacar el papel que jugó el Dr. Luis Arias, pidiendo a la provincia que se abstuviera de desalojar a los vecinos, sin antes intentar buscar otros caminos. Uno de ellos el proyecto de expropiación, que finalmente llegó.

Fuente: Revista El Tranvía

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>