A UN AÑO DE LA REPRESION AL PUEBLO DE ANDALGALÁ

 

Nunca más 15 de Febrero

Fuente: Contrapunto desde Andalgalá

Es el primer aniversario de la brutal represión vivida el 15 de Febrero de 2010. la Asamblea del Algarrobo organizó cuatro días de actividades: difusión, actos culturales, deportivos, manifestaciones, acto y caminata. Se rememora la resistencia a la policía y a Infantería que desataron una brutal golpiza sobre los integrantes de la “Asamblea el Algarrobo” y el pueblo de Andalglá llevándose a más de 15 compañeras/os detenidos y dejando decenas de heridos por balas de goma y gases lacrimógenos.  

Andalgalá es un pueblo en el que los locos, los niños y las paredes dicen siempre la verdad. Expresan los pensamientos y preocupaciones de toda una población, describen la división y las  tensiones que  atraviesan a toda una población.

En fechas como la actual la cuerda se tensa aún más. Es el primer aniversario de la brutal represión vivida el 15 de Febrero de 2010.  Para la ocasión la Asamblea del Algarrobo organizó cuatro días de actividades  que consistieron en una diversidad de medidas como acciones informativas y de sensibilización en calles públicas, difusión en los medios de comunicación,  manifestaciones, actos culturales y como broche final, un acto y una caminata alredor de la plaza central de Andalgalá. Bicicleteadas, guitarreadas, marchas y festivales fueron las formas de conmemorar el primer aniversario de la resistencia popular. Participaron organizaciones y ambientalitas de Tucumán, Catamarca, Salta, Córdoba, Buenos Aires, Jujuy y Santiago del Estero.

En paralelo, en una actitud provocativa, la empresa Yamana Gold, impulsora del emprendimiento minero Agua Rica, organizó una cena para las familias y pobladores que aún creen en la promesas de trabajo y progreso que la mega minería supuestamente traería. La reunión se celebró en las puertas de la empresa situada a doscientos metros de la plaza donde simultáneamente se realizaban las actividades del aniversario de la represión. En la zona se escuchaban bombos y redoblantes y podían leerse banderas con inscripciones como: “familias mineras”, o “no al ecofacismo”. Una gran mesa repleta de comida hacia de anzuelo para los indecisos.

Analizandolo en perspectiva y haciendo un balance, lxs asambleistas en su oratoria coincidieron en que, lejos de amedrentar y desorganizar la lucha, los aconteciemientos de febrero de 2010 fortalecieron al grupo y consolidaron sus convicciones.

 

El reclamo

Una vez más se escucho con fuerza el grito de “Justicia para con las y los pobladores reprimidos y judicializados.” También se me hizo mención a que, al año de los bochornosos acontecimientos, aún no se han iniciado los procesos institucionales de destitución de los responsables de la represión.

Durante el acto, en diferentes  momentos, se pidió respeto por el principio de autodeterminación de los pueblos, en particular, por el del derecho de las poblaciones a decidir sobre su territorio.

La urgente derogación de la ley provincial de adhesión a las leyes mineras nacionales de los ’90, y la sanción de una ley en toda la Región que prohíba la Gran Minería Metalífera a Cielo Abierto y/o por Socavón con el uso de sustancias tóxicas, sigue siendo un objetivo centra en esta lucha. Un representante de la ONG interprovincial Conciencia Solidaria agregó durante su intervención em el acto que, “un proyecto que prohíba la minería metalífera, pero no la uranífera, es una mentira, un engaño”.

La resistencia rememorada

El 15 de febrero de 2010, en las vísperas de la celebración de los dos meses de vida de la Asamblea El Algarrobo, sus integrantes mantenían un corte en Chaquiago que impedía a las máquinas de Agua Rica llegar a la zona de Filo Colorado a trabajar en la caminería minera.  Durante la tarde la policía y cuerpos de Infantería fueron llegando a la zona del corte y al anochecer desataron una brutal represión sobre los integrantes de la “Asamblea el Algarrobo”, llevándose a más de 15 compañeras/os detenidos. Los cuerpo de seguridad de la policía del departamento de Andalgalá cerraban el paso a los pobladores de la zona impidiéndoles volver a sus casas.

Cuando la policía se hubo desplegado por la resistencia de los asambleístas que opusieron piedras y palos a los gases y balas de goma, el pueblo de Andalgalá se movilizó a la comisaría en repudio a la represión y exigiendo que sean liberados las/os compañeras/os detenidos.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>