7D: ¿QUÉ PASARÁ CON LOS GRUPOS QUE EXCEDAN LAS LICENCIAS PERMITIDAS?

A menos de una semana del 7D, el titular de AFSCA explicó el criterio que se aplicará ante eventuales licitaciones, el jefe de Gabinete aclaró que la gente podrá seguir comprando Clarín, viendo canal 13 y escuchando radio Mitre y Tomada insistió en que las fuentes de trabajo están garantizadas.

El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Martín Sabbatella, explicó qué sucederá a partir del 7D con los grupos excedidos en la cantidad de licencias de medios audiovisuales que marca la ley que no presenten voluntariamente un plan de adecuación, cómo se seleccionarán las licencias a transferir y cómo será el proceso de transferencia de activos y se garantizará la preservación de las fuentes de trabajo.

En una entrevista realizada por Fernando Cibeiras en el programa Colores Primarios, que se emite por el canal de cable Metro, Sabbatella recordó que “todos los grupos económicos tienen que presentar su plan de adecuación antes del 7 de diciembre, por ahí se dijeron muchas cosas falsas, por ejemplo que el plazo rige sólo para el grupo Clarín, pero la ley de aplica para todos por igual”.
Aclaró que si se habla del grupo Clarín es “porque es el único que dice que no va a cumplir la ley. Si no tendríamos que estar hablando de 20 grupos, pero hay uno solo que dijo que no se va a presentar. A partir de esa fecha todos los plazos de presentación voluntaria quedan vencidos. Y se inicia el proceso de la transferencia de oficio”.
Al respeto, durante un diálogo con los medios que cubrieron la última clase del programa de formación lanzado por el espacio político Unidos y Organizados, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, enfatizó también ayer que “la nueva ley busca que estén todas las voces, todas las miradas, todas las perspectivas. Clarín va a seguir existiendo. La ley no toca los diarios. La gente va a poder seguir eligiendo si quiere comprar Clarín, ver Canal 13 y poner radio Mitre”. 
Y, también ayer, ante más de trescientos jóvenes y en el marco del Encuentro Nacional de Cultura y Comunicación organizado por la agrupación Peronismo Militante, el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, manifestó su “más absoluto repudio a la campaña del miedo del Grupo Clarín”, en referencia a los intentos del multimedios por generar la idea de que se perderán puestos de trabajo.
En ese sentido aseguró: “Cristina (Fernández de Kirchner) ya nos dio la orden a Martín Sabbatella (titular del AFSCA) y a mí de que con el trabajo no se juega”.
En tal sentido, el titular de AFSCA afirmó que “la aplicación integral de la ley no sólo va a proteger las fuentes de trabajo actuales, como lo firmamos con la cartera laboral en estos días, sino que va a generar más inversión y más trabajo, porque la readecuación implica que haya más radios, más canales de televisión, más productoras. Por lo tanto va a haber más actividad comunicacional y más trabajo también”.
Aclaró que inclusive se puso como requisito en los pliegos licitatorios que tanto el anterior propietario de la liciencia como el nuevo titular tienen que mantener el conjunto de las fuentes de trabajo actuales. 
Consultado sobre los contratados o tercerizados, respondió que “la aplicación de la ley tiene que preservar al conjunto de las fuentes de trabajo”.
El Estado estará haciendo ésto si es que el titular no se presentó, reiteró, y ratificó que “desde ya vamos a estar informando de cada presentación que se reciba”.
Puntualizó que en este caso, será el propio titular del grupo el que organiza su adecuación. “Puede decir nos vamos a dividir, vamos a armar empresas sepáradas, distintas, nos vamos a desvincular, tenía un socio y nos separaremos, achicaremos, vamos a transferir, a vender, estas licencias las quiero, estas no, siempre que no pase de esta semana”, explicó.
Para los grupos que no se presenten voluntariamente, Sabbatella señala que “el AFSCA será el garante de oficio del cumplimiento de la ley” y que transferencia tendrá varios pasos: abrir el registro de oferentes para convocar a todos los que quieran participar del proceso licitatorio de las licencias que salgan a la venta”.
Puso como ejemplo si un grupo que quedó afuera de la adecuación voluntaria tiene 15 licencias de aire y sólo puede tener 10, porque es lo que dice la ley. Entonces “se abre el registro de oferentes, el Tribunal de Tasación pone el precio de las 15 con los bienes afectados al uso de la misma, se seleccionan las cinco de menos valor económico y simbólico  (para que las de más valor económico y simbólico les queden al grupo). De la licitación surge un ganador al que se le adjudica la licencia y se hace el traspaso de los activos del titular anterior al nuevo”.  
Y subrayó que “la condición al cumplirse este proceso es que quede garantizado el servicio, la totalidad de las fuentes de trabajo bajo las condiciones vigentes en los convenios colectivos y que también cuide los bienes, hasta que el nuevo titular tome posesión”.

Pluralidad y pauta
La ausencia de pluralidad de voces quedó claramente identificada por las auditorías de medios que se realizaba en el área de servicios audiovisuales de la ex Secretaría de Medios. Ahí se demostraba la concentración dentro del área metropolitana de la generación de los contenidos que se difunden a todo el país, lo cual convertía a las emisoras provinciales en meras repetidoras de los principales canales de Buenos Aires y, asimismo, de la línea editorial que iba incluida en el paquete de la programación periodística.
También el sistema de medición de audiencias por parte de una única calificadora determina la distribución de la publicidad privada, cuyo volumen supera en más de 9 veces y media a la pauta oficial, según reveló en Mar del Plata el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. Y en este sentido, dada la influencia que los principales grupos de medios aliados tienen sobre esa medición, termina beneficiándolos en el reparto económico.
Otro tanto había venido sucediendo con los privilegios en la asignación de papel nacional para las ediciones de diarios entre las empresas controlantes de Papel Prensa, cuya creación y mantenimiento posibilitó el Estado con subsidios y regulaciones,lo cual les confería una ventaja en los costos sobre las que tenían que importar el insumo que no le cubría el exiguo cupo que le reconocían.
Sobre la distribución publicitaria en particular, Scoccimarro instó en el segundo Encuentro Nacional de Comunicación Audiovisual a analizar la pauta privada, lo cual demuestra “que es ésta la que condiciona a los medios”.
Dio datos: “En 2003 la inversión de pauta privada era de 2.620 millones de pesos y en 2011 superaba los 18.000 millones”. Y señaló: “La pauta del Estado es menos del 5 por ciento de eso” y sobre el empleo agregó que hay 98.900 CUIT vinculados a los medios, que en 2003 la cantidad de personal era de 28.698 y en la actualidad 52.000.

Fuente: Diario Plaza de Mayo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>