REPRESIÓN EN VILLA SAUZE: “ES CASI UN PUEBLO ENTERO BALEADO POR LA POLICÍA”

represionlapampaapu

Por Santiago Asorey
Villa Sauze es un pueblo bonaerense que apenas llega a los 600 habitantes. Pertenece al partido de General Villegas y se encuentra sobre el límite de la provincia de Buenos Aires, a dos kilómetros de La Pampa. Es una comunidad pequeña que no está acostumbrada a grandes hechos de violencia, según relatan sus vecinos. Tiene una particularidad histórica: allí vivió Estela de Carlotto los primeros siete años de su vida.
Hace unos días el nombre del pueblo saltó a la agenda de los medios nacionales por una represión salvaje sufrida por sus vecinos. “Nunca pensamos que íbamos a vivir y ver algo así”, fue una de las expresiones más comunes que los vecinos usaron para referirse a los hechos ocurridos el martes 9 de febrero.
En las calles de tierra solo se escucha el viento y alguna que otra camioneta que pasa por la plaza vacía. Parece un escenario impensado para una represión masiva que terminó con más de 20 heridos por parte de la fuerza de seguridad pampeana. En cada cuadra que uno camina se encuentra con algún vecino herido. “Es casi un pueblo entero baleado por la policía”, explica una de las víctimas de la represión. AGENCIA PACO URONDO viajó hasta Villa Sauze para entrevistar a algunos de los vecinos que fueron víctimas de un hecho de violencia policial donde participó el propio ministro de seguridad pampeano, Juan Carlos Tierno.

Los hechos
Esa tarde distintos vecinos obtuvieron información de que se estaban movilizando maquinarias desde la gobernación de La Pampa para realizar obras sobre territorio bonaerense, en aguas provenientes del Rio Quinto. Los vecinos se movilizaron por la noche hasta el Meridiano V, preocupados ante la posibilidad de que se construyesen obras hídricas que generaran inundaciones sobre el pueblo. El Ministro de Seguridad de La Pampa se presentó en el lugar con un equipo de las fuerzas de seguridad especiales de General Pico y se encontró con la protesta de vecinos de los pueblos de Sansinena y Villa Sauze.
Los vecinos solicitaron a Tierno y a la policía del General Pico que no avanzarán sobre territorio bonaerense y que esperarán a las autoridades correspondientes. Roberto Ayala, el jefe de la policía pampeana también se encontraba en el lugar esperando las órdenes del ministro. En el lugar se encontraban familias enteras: adolescentes, nenes, gente mayor y mujeres. Los vecinos de Villa Sauze llamaron a sus autoridades locales del partido de General Villegas, entre ellos al intendente de Cambiemos, Eduardo Campana. Pero fue en vano. No llegaron nunca.
El funcionario de seguridad de Carlos Verna no esperó y dio la orden de avanzar y reprimir sobre el cordón humano de vecinos que se encontraban protestando pacíficamente en el lugar. “Corran los autos, muévanse, vamos a pasar”, amenazó Tierno. Luego levantó un bastón policial que se le había caído a uno de los efectivos policiales y empezó a golpear a vecinos. Los agentes policiales empezaron a disparar contra la gente con balas de goma a menos de un metro de distancia. Uno de los heridos, al cual le sacaron perdigones recién una semana después de ocurrido el hecho, lo definió así: “Es insólito, es un pueblo entero baleado.” Más de 20 personas resultaron heridas por el disparo de más de una decena de policías.
David Muñoz (25) fue uno de los heridos más graves, recibió más de 15 perdigones en cada pierna. En el momento de la represión los agentes intentaron llevarlo del otro del cordon policial, algo que no ocurrió gracias a que los vecinos lograron retenerlo. Mientras los efectivos lo intentaban llevar del otro lado se escuchaba el grito de “tráelo que le damos palo”, manifestó David. Los policías dispararon en todas las direcciones contra los 70 vecinos autoconvocados en el lugar. “Tierno llegó al lugar y en ningún momento se presentó, ni se dio a conocer, ni mostró algún acuerdo o documento que avalara la obra que quería hacer”, relató el joven.

Las víctimas de una represión a manos de un ministro
Carolina volvía junto a Emma, su hija de 6 años, de estar unos días afuera de su pueblo Intendente Alvear. En el camino se encontraron con la retroexcavadora que se iba utilizar para hacer la obra, junto a los efectivos policiales pampeanos. Emma no era la única nena en el lugar, otros chicos de Villa Sauze se encontraban allí también cuando comenzaron los disparos.
Una de las balas de goma rebotó contra el tobillo de Emma, hiriéndola. Su madre asustada atinó a cubrirla y a sacarla de la situación que nadie preveía. Emma “lloraba y gritaba que le habían tirado un cascote”, según relató su madre en diálogo con AGENCIA PACO URONDO. No sabía ni entendía que había sido una bala de goma lo que la había impactado de rebote.
David es parte de una familia trabajadora, su padre es mecánico y él realiza tareas en el campo. Recibió tantos perdigones a corta distancia que uno de sus tobillos quedo en grave estado. En el momento en que recibió los disparos percibió muy claramente como el oficial que le había disparado temblaba como una hoja. “Estaba muy cebado, se sabía dado cuenta cuando vio mi pie que se había pasado de rosca”, afirmó David.
Actualmente tiene una de sus piernas enyesadas con una prótesis metálica que no le permitirá trabajar hasta que no termine una larga recuperación. Su padre Néstor, su madre María y su hermano también recibieron disparos. Vecinos y amigos de David recolectaron 1200 pesos para que él y su familia pudieran afrontar los gastos médicos de la operación y la estadía en la Pampa para ser intervenido en un hospital provincial.
David quiso devolver el dinero, pero los vecinos no lo dejaron. Ahora piensa utilizar esa plata que le iba a devolver a sus vecinos para comprar varias ediciones de la biografía de Juan Carlos Tierno, escrita por el periodista pampeano Juan Carlos Martínez. Mientras se recuperaba en el hospital David leyó el libro con la curiosidad natural de querer saber quién era ese hombre que llegó un día a su pueblo, vestido elegantemente con un pantalón blanco y dirigió una represión contra él, su familia y amigos.
En las páginas del libro desfila el prontuario de violencia del ministro de seguridad pampeano. El autor de la biografía definió su nombramiento en la cartera de seguridad pampeana como “uno de los mayores retrocesos sufridos por el sistema democrático”. Tierno fue acusado de golpear y torturar mujeres, de quemar con cigarrillos el cuerpo de una ex pareja. A ese hombre que pocos vecinos de Villa Sauze conocían de cara, es al que todas las victimas ahora señalan.

Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>